Bengalí (Bengala)

¿Sabías que el gato Bengalí, o también conocido como gato de Bengala, es un gran nadador? Hemos recopilado todas las curiosidades y toda la información sobre el gato Bengalí para que puedas conocer más a fondo a este juguetón felino.

¿Qué es un gato Bengalí o Bengala?

La raza de gatos bengalíes es el resultado de cruces entre gatos domésticos con ejemplares salvajes de gatos Leopardos Asiáticos (Felis Bengalensis). El principal objetivo, era crear un gato con el temperamento de un gato doméstico, pero mucho más similar en apariencia al Felis Bengalensis.

El gato de Bengala es muy robusto y musculoso, con un gran tamaño y peso, sobre todo en los machos. Los bengalíes son gatos muy sociables, curiosos e hiperactivos. Sus ganas de jugar son un aspecto que destaca mucho en esta raza de gatos.

Algo que llama mucho la atención es su gran habilidad para nadar. Sí, un gato nadador, suena insólito, ¿verdad?

Historia del gato bengalí

El origen del gato bengalí comienza en el año 1963 cuando en Estados Unidos se cruzó por primera vez, gracias a la intervención humana, un gato doméstico con una gata bengala. El nombre que recibió es el derivado del nombre científico de la madre, Prionailurus bengalensis. 

Durante la década de los 60 se empezó a experimentar con la raza Bengalí y fue en los años 70, cuando en la Universidad de California, se hicieron investigaciones sobre los híbridos resultantes entre los gatos comunes y los felis bengalensis. Los gatitos que surgieron, aparentemente indicaban inmunidad parcial a la leucemia felina y fueron adquiridos por Jean Mill.

Jean Mill fue quien los exhibió en una exposición por primera vez ante el mundo. Los hizo competir en la categoría de Nueva Raza y Clase Color. La raza bengalí impactó al público, que al instante se enamoró de esa cariñosa, sociable y hermosa raza de gato.

Características del gato bengalí

El gato bengalí es un gato de pelo corto y cola larga, musculoso y alargado. Destaca por su gran tamaño, altura y sus colores atigrados, marrones y rojos.

  • Tamaño: 20 – 25 cm en machos.
  • Peso: 5 – 9 kg en machos y 3.5 kg en hembras.
  • Tipo de Pelo: Corto, denso, grueso y suave.
  • Tipo de cola: Cuenta con una cola redondeada de tamaño larga o media.

Carácter del gato bengalí

El bengalí es famoso por su carácter juguetón, su inteligencia y su alta sociabilidad. Suele adaptarse fácilmente con otros gatos e incluso con otros animales de compañía como perros y hurones. Aunque su origen procede de un gato salvaje, el gato bengalí es muy cariñoso y cercano a su dueño y familia. Te buscará y seguirá por toda la casa, vendrá a recibirte a la puerta cuando llegues, te visitará cuando estés descansando en el sofá y se acurrucará contigo mientras hace su característico ronroneo.

Su curiosidad es algo que le caracteriza y lo encontrarás inspeccionando cada rincón de la casa para asegurarse de que todo está bajo control. Por no hablar de que revisará todos los bolsos de las visitas que lleguen a casa e investigará el contenido de cada una de las bolsas de la compra cuando llegues del supermercado. Su hiperactividad, otro aspecto a destacar de su carácter, le convierte en un gato muy divertido cuando se sobresalta, corre y trepa hasta lo más alto para tener unas mejores vistas.

Podríamos decir que es una raza de gato perfecta para personas que quieren tener contacto con un felino salvaje, pero que a la vez que sea activo, sociable, cariñoso y juguetón.

Cuidados del gato bengalí

El bengalí no necesita de grandes cuidados para mantener su aspecto en perfecto estado. Esto suele ser común en gatos de pelo corto como el bengalí. Es un gato muy limpio gracias a su aseo personal. Aunque el bengalí sabe limpiarse y cuidarse bien él mismo, debemos tener en cuenta una serie de factores:

  • Es recomendable cepillarlo habitualmente para ayudar a deshacerse del pelo extra de las mudas.
  • La raza de gato bengalí produce más cerumen que otras razas de gatos, por lo que se recomienda limpiar los oídos de forma más frecuente.
  • En la zona de la barbilla suele producirse secreciones de grasita oscura, que puede parecer suciedad, que se deben ir limpiando de forma periódica.

Salud del gato bengalí

La esperanza de vida media de un gato bengalí es de unos 9 a 15 años. Aunque el bengalí sea muy minucioso con su propio aseo y nosotros le ayudemos con sus cuidados, para mantener su salud es importante realizar las obligadas visitas al veterinario.

A continuación te mostraremos las enfermedades más comunes que suelen afectar a la raza bengalí.

¿Qué enfermedad puede tener un bengalí?

  • Afecciones cardíacas: Sobre todo en los gatos más adultos, el gato de bengala es propenso a sufrirlas, como por ejemplo la miocardiopatía hipertrófica.
  • Atrofia progresiva de la retina: Este trastorno ocular, que acaba derivando en ceguera, lo pueden padecer incluso los bengalíes más jóvenes.
  • Posible alergia a la anestesia: Los gatos de Bengala pueden sufrir una reacción alérgica con la anestesia empleada en operaciones o algún otro tipo de cirugía y es algo que debemos tener en cuenta.

Un gato nadador

El gato de Bengala está dotado con una gran habilidad para nadar y les encanta el agua. Es un dato que sorprende mucho ya que es sabido que los gatos suelen repeler el agua, pero el bengalí cuenta con la genética de su parte, heredando de su antepasado salvaje las cualidades de ser un gran nadador y pescador.

No está de más acostumbrarlos al agua cuando aún son pequeños, la edad ideal para es de 1 a 3 meses, y debe hacerse colocando en un recipiente poco profundo un poco de agua tibia (nunca fría). Si se quiere utilizar un champú, debe ser especial para gatos, si usaras uno de perros podría ser tóxico.

Un consejo final es mantener la tapa del inodoro cerrada, ya que ellos podrían interpretarlo como una pequeña piscina de la que poder disfrutar y te podrían montar un buen escándalo en el baño.

Comprar gato Bengalí

Como siempre, antes de comprar un gato bengalí, recomendamos la adopción. Pero sabiendo que quizás pueda ser difícil adoptar un gato bengalí, existen criaderos donde poder comprarlos. El precio del gato bengalí dependerá del criadero. Hay que asegurarse siempre de que el criadero de gato bengalí cumpla con unos requisitos de calidad.

Un buen criadero de gatos de bengala nos ofrecerá máximas garantías y respeto en la etapa de socialización de nuestra futura compañía. Si este proceso no se hace o los gatitos no llevan sus vacunas en regla, pueden ocasionar problemas de salud y sufrir enfermedades en la etapa adulta. No olvidemos que esta raza desciende de un gato salvaje, por lo que si todo el proceso no se respeta cuidadosamente, en manos de expertos, podríamos terminar con un gato bengalí excesivamente miedoso o incluso agresivo.

Imágenes del gato bengalí

Te mostramos una recopilación de las mejores fotos del gato bengalí.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Leer más