Ragdoll

El gato Ragdoll, que significa literalmente muñeco de trapo en inglés, es una raza de gatos domésticos bastante particular, ya que al ser tomado en brazos, puede relajar totalmente los músculos hasta ser tan dócil y manejable como un muñeco de trapo, de ahí viene su denominación.

En este artículo he recopilado información interesante para que al leerlo puedas conocerlos mejor, de seguro quedarás maravillado con las características de estos preciosos gatos.

Índice del artículo

¿Qué es un gato Ragdoll?

Se trata de un gato muy dócil y de naturaleza bastante casera y dependiente. Se caracterizan por tener unos hermosos ojos azules y un pelaje semilargo que los hace parecer de peluche.

Origen del gato Ragdoll

El origen de esta raza gatuna tuvo lugar en la década de los 60’s, en los Estados Unidos; específicamente en California. Una gata de raza angora preñada llamada Josephine fue atropellada por un coche, y mientras estuvo lesionada, unos estudiantes se hicieron cargo de ella.

Cuando nacieron los gatitos de Josephine se dieron cuenta que eran demasiado grandes para su corta edad, muy dóciles y cariñosos. A raíz de esto, una de sus cuidadoras, Ann, quiso dedicarse a buscar la raza de gatos perfecta, criando los hijos de Josephine y cruzándolos con otras razas de gatos agraciadas.

Otra versión cuenta que Josephine era una gata persa impura y que fue utilizada para cruzarse con diversas variedades de gatos, hasta que se obtuvo el Ragdoll actual.

Características

  • Posee dos hermosos ojos azules almendrados.
  • Su pelaje es semilargo y de con patrones variados como el colorpoint, el bicolor y el milted. Suelen ser de diferentes colores como marrón, grisáceo, chocolate, lila, rojizo, crema, etc.
  • Tienen una contextura grande y fuerte, pero son muy gráciles.
  • El adulto macho pesa entre 5 y 9 kg, mientras que el peso de la hembra oscila entre 4 y 8 kg.

Comportamiento y carácter

Debido a que fue cruzado con múltiples razas de gatos caseros como el angora, el persa, y otros más, este gato presenta una naturaleza sumamente doméstica.

Son gatos inteligentes, capaces de aprender a abrir puertas y ventanas. Se les caracteriza por ser muy dóciles, dejándose tratar y tocar por cualquiera sin mostrar oposición.

Son muy fieles con sus familiares y bastante cariñosos. Se muestran afectivos y emocionados cuando uno de sus seres queridos llega a casa, al igual que los perros. A su vez, se lleva bien con la compañía de otros animales y del mismo modo con los humanos, bien sean niños, adultos o desconocidos.

No reaccionan mucho ante el peligro, mostrándose muy dóciles y tranquilos. Son dependientes y no soportan la soledad. A su vez, son muy silenciosos, y su maullido es de volumen muy bajo, por lo tanto, hay que vigilarlos constantemente para asegurarse de que todo está bien con ellos.

Cuidados

¿Cuándo llevarlo al veterinario?

Es pertinente llevarlo 2 veces al año para su chequeo habitual. Hay que llevar control y calendario de sus vacunas. A su vez, si muestran síntomas de enfermedades, será necesario acudir prontamente al veterinario.

¿Cómo cuidar su pelaje?

Será necesario cepillarlo 3 veces a la semana con un peine de puntas gruesas y redondeadas para evitar lastimarlo mientras se desenreda su cabello, puesto que este es ligeramente largo. Se recomienda que un profesional corte su pelo.

¿Cómo bañar un gato Ragdoll?

Basta con bañarlo una vez cada 3 meses, y también cuando sea considerado necesario, como por ejemplo si se ensucia jugando en un charco o se mancha con comida. A su vez, se recomienda utilizar champú especialmente para gatos de pelo largo y con poco olor para evitar reacciones alérgicas.

Alimentación

Son gatos propensos a el sobrepeso, por ello es importante que lleven una dieta equilibrada con alimentos secos y húmedos, y que hagan bastante ejercicio para evitar que padezcan de obesidad. A su vez, es recomendable que ingieran malta para gatos, para evitar la formación de tricobezoares por ingerir pelaje muerto.

Convivencia con el gato Ragdoll

Son gatos que no les gusta la soledad. Hay que mostrarles bastante atención y cuidados y ser cariñosos con los mismos.

Podrá fácilmente llevarse bien con cualquier persona, mientras se le trate de manera adecuada, no obstante, es muy dócil, así que puede que ni reaccione ante alguna amenaza o maltrato.

Se recomienda comprarle juguetes específicos para que se ejercite, ya que por sí sólo no lo hará, puesto que es un gato demasiado doméstico, con poco instinto de cazador.

Curiosidades

  • Son utilizados como gatos de terapia para mejorar la salud de la gente, ya que transmiten tranquilidad.
  • Se encariñan rápidamente con desconocidos, por ello es mejor que no salgan a la calle.

Imágenes del gato Ragdoll

¿Quieres sabes cómo es un gato Ragdoll? Aquí tienes las mejores fotos y más hermosas de esta raza de gato.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Leer más