Comida para gatos

La alimentación es pieza fundamental para cuidar la salud de nuestras mascotas. Debemos proporcionar una dieta sana, equilibrada y que se adapte a las necesidades de nuestro gato. Existen muchos tipos de comida, te mostramos las mejores del mercado y te explicamos para qué sirve cada tipo.

Comida para gatos en oferta

¿Cómo escoger el mejor pienso para tu gato?

Aunque el pienso sea quizás el alimento más famoso y completo que le puedas dar a tu gato, debemos analizar los distintos tipos de comida para gatos que existen y saber para qué sirve cada uno, para poder complementar la dieta de nuestra mascota o poder premiarle y hacer que disfrute más de la comida.

Los alimentos de los gatos se dividen en tres grandes grupos: la comida seca, la húmeda y la semihúmeda.

Tipos de comida para gato

Comida seca

El pienso, que puede ser de gama alta, media y baja, suele ofrecer una gran variedad de composiciones y tamaños y destaca por la carne  (pollo, pescado, etc.) como ingrediente principal. Además, es una fuente de vitaminas y minerales, mezclado con cereales.

La comida seca, al ser crujiente, ayudará a la limpieza de los dientes, permitiendo eliminar el sarro de los dientes. También se puede almacenar por un período largo de tiempo sin deteriorarse y suele ser más económica que la comida húmeda y semihúmeda.

Comida húmeda

Entendemos como comida húmeda las latas, que cuentan con diversas texturas para que se adapten mejor a tu gato como mousses, patés y con trozos (de tamaño variable). Se clasifican en gama alta, media y baja y se dividen en latas equilibradas y las que sólo tienen carne, que están pensadas para complementar su dieta equilibrada ya que no tienen ni vitaminas ni minerales añadidos.

No es recomendable basar su alimentación entera en este tipo de alimentos, lo recomendado es que su dieta se base en pienso y como suplemento comida húmeda.

Este tipo de alimentos suele ser una buena opción a la hora de premiar a tu gato o darle un capricho, ya que la comida húmeda les encanta. Su alto contenido en agua hará que beba menos cantidad a lo largo del día, pero no por ello debemos retirar el agua, siempre debe disponer de una fuente de agua para poder beber e hidratarse.

Comida semihúmeda

La comida semihúmeda se fabrica a partir de tejidos de animales congelados o frescos, cereales, grasas y azúcares simples. Es una deliciosa tentación para tu mascota, ya que su textura es más suave que la comida seca y contiene más azúcares, haciéndola más sabrosas y digestibles.

Este tipo de alimentación cuenta con pocas grasas, por lo que se necesitará una gran cantidad para cubrir las necesidades alimentarias de tu gato. Suele ser presentado en forma de salchichas y preparaciones con aspecto de carne picada.

¿Comida seca o húmeda? Cómo alimentar a tu gato

La misma pregunta sería: ¿Comida de pienso o de lata? Pues debemos entender que una no excluye la otra y que la combinación de las múltiples variantes de comida para gatos nos darán los mejores resultados, para conseguir una alimentación sana y equilibrada para nuestro gato como para que la disfrute sin cansarse de ella.

El pienso debería representar la gran parte de la dieta de un gato, puesto que suele ser más completa en su composición, equilibrada y aporta una ayuda extra en la limpieza de los dientes de los gatos, eliminando su sarro. ¿Pero debemos depender del pienso solamente? Podríamos perfectamente alimentar a nuestros gatos usando solo pienso, pero los otros tipos de alimento nos pueden aportar unas ciertas ventajas respecto al pienso.

Por ejemplo, la comida húmeda podemos usarla para recompensar a nuestro gato por cierto comportamiento o para darle una muestra de cariño. Es un tipo de comida que los gatos adoran y saborean. Lo mismo pasa con la comida semihúmeda, por si sola no es una opción muy recomendada para alimentar a tu gato, pero se puede usar de forma ideal para premiar a nuestra mascota y hacerle feliz de vez en cuando.

Una buena alimentación y variada proporcionará, además de la simple supervivencia del gato, una experiencia que podrá disfrutar, al igual que nosotros disfrutamos de la comida y todas sus variantes, ¿qué motivos tenemos para privarlos a ellos de poder saborear una buena comida?

Alimentos prohibidos para gatos

Las necesidades nutricionales de los gatos son muy distintas a las nuestras, y alimentos que para nosotros son un manjar o un capricho que nos podemos permitir, para ellos podría ser algo muy perjudicial para su salud. La mayoría de veces queremos premiar a nuestra mascota o que disfrute de un alimento tal y como lo hacemos nosotros, pero si desconoces los efectos que pueden causar a tu mascota, es mejor siempre evitar hacerlo.

Por ello, te recopilamos una serie de alimentos prohibidos para los gatos que deberías evitar a toda costa:

  • Carne o pescado crudo
  • Leche
  • Huesos y espinas
  • Chocolate
  • Alcohol
  • Embutidos, conservas de carnes y pescados para personas y otros alimentos con sal
  • Cecina, bacon, mantequillas y otros alimentos grasos
  • Dulces y productos azucarados

Debemos hacer hincapié en que la mejor alimentación para un gato es la que se basa sólo en comida especializada para gatos. Si quieres premiar a tu mascota o darle un capricho, existen auténticos manjares para ellos elaborados con productos que no afectarán a la salud de tu gato.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Leer más